Vés al contingut
x

Afegeix un nou comentari

No fue fácil lograr que la calle llevara su nombre. Mucho menos que la Escuela de Alfabetización de Adultos de la Mina (ahora físicamente en otro barrio cercano) llevara el nombre de quien había caído abatido por las balas de los antidisturbios de la dictadura franquista. Se logró sin dar ni entrar  en detalles en el "papeleo" necesario. Recuerdo que fue Garcia de Haro tan ligado por aquellos años a la Mina quien inicialmente se lo impuso como logro necesario para que la memoria de esta persona sencilla y honesta quedará ligada al lugar y a la gente de la Mina.

El contingut d'aquest camp es manté privat i no es mostrarà públicament.

Text pla

  • No es permet l'ús d'etiquetes HTML.
  • Les línies i paràgrafs es trenquen automàticament.
  • Les adreces web i de correu electrònic es transformen en enllaços automàticament.
CAPTCHA Aquesta pregunta es fa per comprovar si vostè és o no una persona real i impedir l'enviament automatitzat de missatges brossa.